Encuentro Informativo con Carlos Rivadulla, Presidente de Empresaris de Catalunya

Por Armelle Pape van Dyck

« Si no se hace nada, Cataluña llegará a un punto de no retorno »

Esta es la advertencia de Carlos Rivadulla, presidente de la asociación Empresaris de Catalunya, que participó ayer en un encuentro con periodistas de prensa nacional e internacional organizado por ACPE.

El presidente de Empresaris de Catalunya está muy preocupado por la situación actual y pide al Gobierno de España que restablezca la seguridad en Cataluña lo antes posible. “Si esto continúa, las consecuencias podrían ser muy graves para las pequeñas y medianas empresas. No podemos permitirnos otro otoño negro como hace dos años. Entonces, la situación económica era mejor, con un crecimiento del 2,8%. Pero ahora estamos a las puertas de una recesión”.

 

Empresaris de Catalunya es una asociación de más de 500 miembros,  algunos franceses, británicos o alemanes. La gran mayoría son empresarios de pequeñas y medianas empresas, autónomos o directivos. La asociación, creada hace 5 años, quiere dar voz a los empresarios, que a menudo son los que más sufren las consecuencias de la crisis actual en Cataluña. “Hemos sido silenciados durante demasiado tiempo“, asegura Rivadulla-. Hay que dar la otra versión del pueblo catalán, porque no hay un solo pueblo. Apoyamos el respeto, la solidaridad y la convivencia de todos los españoles. Denunciamos esta situación que no surgió en 2012, sino hace más de 30 años.

EL MIEDO ES LIBRE

Para el presidente de Empresaris de Catalunya, la situación de las empresas es cada vez más difícil porque la gente ya no se fía. “Si eres un turista y ves en televisión barricadas, incendios, aeropuertos o carreteras bloqueados, disturbios, es normal que tengas miedo”. Y las consecuencias comienzan a sentirse. Rivadulla lo explica con números. “Nuestros socios hoteleros acaban de anunciar una reducción del 30% en las reservas en comparación con el año anterior. Los restaurantes también pierden más del 60% de su facturación”.

La caída en las ventas sería particularmente fuerte en el sector de los viajes del IMSERSO, con una caída que podría alcanzar el 70%, si la situación no se calma. Para sus vacaciones, los jubilados preferirían incluso meterse en una lista de espera para otro destino antes que ir a Cataluña. Para Rivadulla, independientemente del sector afectado, las PYME no tienen medios o recursos suficientes para hacer frente a todas estas cancelaciones.

Además, Carlos Rivadulla recuerda que ha habido una caída del 15% en la inversión extranjera en Cataluña. Unas 5.400 empresas han abandonado Cataluña desde 2017, más de 7.000 desde 2012. “Estas son las cifras que conocemos” -apunta Rivadulla- pero ¿cuántas empresas finalmente han decidido no invertir en Cataluña? Imposible saberlo, excepto en los casos más rotundos, como la Agencia Europea de Medicamentos que iba a cambiar su sede de Londres a Barcelona y finalmente eligió Amsterdam en 2017 durante el referéndum”.

EFECTO QUEBEC

Rivadulla cree que si el Gobierno no actúa, podría haber un “efecto Quebec”, con una muerte lenta de la economía, la huida de empresas y la pérdida de tejido industrial, como fue el caso entre Montreal y Toronto, con la salida de medio millón de profesionales calificados. “Todo lo que queremos – explica Rivadulla- es poder trabajar y que se restaure la estabilidad, porque sino se hace nada, podríamos  alcanzar un punto de no retorno. El problema es que las personas terminan acostumbrándose a la violencia institucionalizada. Curiosamente, en la Cataluña actual, se nos considera rebeldes e insurgentes, pero lo importante es que los catalanes ya no callarán como en el pasado”.

 

 

 

Armelle Pape Van Dyck ha publicado una versión de este texto en francés en el periódico  https://lepetitjournal.com/barcelone/actualites/empresaris-de-catalunya-la-catalogne-vers-un-point-de-non-retour-266971 Le Petit Journal

Estos medios de comunicación se han hecho eco del encuentro informativo que organizó ACPE, el jueves 17, en Madrid, con el Presidente de la Asociación de Empresaris de Catalunya, Carlos Rivadulla, que contó además, con la presencia del abogado penalista catalán, Eloi Castellarnau.
Authors
Top