“Te vamos a estar vigilando”

Dos oficiales de la Seguridad del Estado amenazaron este lunes a la periodista Luz Escobar con procesarla por un delito común y hacer de su vida un infierno si continúa con su labor informativa en 14ymedio. “Te vamos a estar vigilando, porque aquí todo el mundo tiene que comprar algo en el mercado negro”, advirtió uno de los interrogadores.

Escobar recibió una citación, la segunda en menos de cinco semanas, para asistir a una “entrevista” en la estación de policía de las calles Zapata y C en el Vedado, La Habana, este 15 de enero a la 1 de la tarde. El encuentro duró 1 hora y 20 minutos e incluyó varias advertencias.

“Me amenazaron con decirle a mis vecinos que soy una contrarrevolucionaria, no dejarme salir del país y procesarme judicialmente por una causa común”, agrega la reportera, quien en los cuatro últimos años ha publicado decenas de crónicas y reportajes en las páginas de este diario.

“Pusieron como ejemplo el caso de la economista Karina Gálvez”, integrante del Centro de Estudios Convivencia (CEC) y procesada el pasado año por un delito de evasión fiscal. “Te puede pasar lo mismo que a ella”, amenazaron los oficiales.

Escobar, quien trabajó con anterioridad como productora de teatro, se acercó al periodismo desde inicios de 2014 e integra desde ese mismo año el equipo inicial de14ymedio. Desde entonces se ha especializado en el área cultural y local, destacando sus entrevistas a artistas y sus crónicas de la vida cotidiana en La Habana.

“Les molestó especialmente el artículo que publiqué la pasada semana sobre la situación que se está viviendo a las afueras de la embajada de Colombia en La Habana, donde se procesan los visados para que los cubanos puedan seguir los trámites consulares para Estados Unidos en Bogotá”, cuenta.

“El oficial que se identificó como el teniente Amed me recriminó que fuera hasta el lugar y recabara información entre los cubanos que aguardaban por entrar al consulado”, precisa Escobar. “Me dijo que tenía que avisar a la Seguridad del Estado cada vez que quiera ir a cubrir una noticia de ese tipo”.

La “entrevista” transcurrió entre amenazas y una oferta de colaboración para que la periodista ayude a la policía política a “influir en la línea editorial” de 14ymedio, porque actualmente “es un diario que recibe orientaciones desde el extranjero para subvertir la Revolución”, le dijeron.

“Entre las advertencias hubo claras insinuaciones de que presionarán a mi familia y hasta aludieron a mis hijas diciendo que podrían no tenerme cerca mientras crecen”, explica la reportera, que ha decidido seguir adelante con su trabajo. “Es lo que quiero hacer en mi vida”, afirma rotundamente.

Los oficiales insistieron en que el Gobierno de Estados Unidos sostiene económicamente este medio digital, pero no mencionaron la información pública sobre las finanzas de 14ymedio, un periódico que en sus cuatro años de trabajo no ha recibido fondos de Gobiernos, partidos políticos ni organizaciones vinculadas a ningún Ejecutivo.

“El teniente Amed evitó mencionar las finanzas transparentes de las que se vanagloria este diario”, comenta la directora de 14ymedio, la periodista Yoani Sánchez. “Miente, porque hemos creado nuestro propio modelo de negocio con los recursos derivados de la membresía, los acuerdos periodísticos con otros medios, las donaciones privadas y el trabajo que realizamos en centros académicos u otros espacios informativos”, agrega.

“Amed quiere achacarnos algo que es totalmente falso y está incurriendo en un delito de difamación al decir que recibimos recursos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) o de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), cuando en realidad somos un proyecto con total autonomía económica y editorial”, reitera.

Hace pocas semanas, este diario inauguró un sistema de membresía para que los internautas ayuden a sostener los gastos que acarrea mantener una redacción en un país donde está penalizada la prensa independiente. “Hemos logrado involucrar a los lectores para que sostengan con su aporte monetario y su solidaridad el trabajo que hacemos cada jornada”, sostiene Sánchez.

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter
 
Desde la fundación de 14ymedio, en mayo de 2014, los miembros del equipo de redacción han recibido constantes presiones para abandonar su trabajo periodístico. La página está bloqueada en los servidores nacionales y los residentes en la Isla solo pueden acceder con proxys anónimos o VPN.

“Arrestos, amenazas e interrogatorios han sido nuestro día a día, pero hemos tratado de evitar que esa atmósfera represiva nos aparte de nuestra labor informativa -puntualiza Sánchez-. Sin embargo, la situación ha llegado a un punto en que tememos por la integridad de nuestros reporteros y es hora de convocar la solidaridad de organizaciones periodísticas de la región y entidades de derechos humanos para advertir lo que está pasando”.

Al concluir la entrevista, Luz Escobar recibió una nueva citación policial para el próximo miércoles 17 de enero en la Estación de Policía de las calles 21 y C en el Vedado.

Authors
Top