El coronavirus y su repercusión en las Relaciones Internacionales

 

Por Ana María Martín Elvira.  Relaciones Internacionales. Universidad Pontificia de Comillas

 

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus está dejando, en los últimos días, unas imágenes en los periódicos nacionales e internacionales que nos hacen plantearnos el futuro escenario al que nos enfrentaremos y las dificultades a las que harán cara las diferentes disciplinas. Entre esas disciplinas, una de las más resonante es la de las relaciones internacionales; ¿qué pasará con los acuerdos y tratados existentes? ¿cambiará el orden global? ¿provocará esto un nuevo giro en la historia de las potencias mundiales?

 

            Al comienzo de esta pandemia, cuando el gigante asiático intentaba frenar la propagación de este nuevo virus, se comenzó a observar los primeros cambios que, aunque no pareciesen significativos en su momento, su impacto sería tal como el de un eco resonante. Los diferentes gobiernos, incluido el español, debatían la repatriación de sus ciudadanos, continuando esas labores hasta la fecha, mientras que en “casa” aumentaba la sinofobia, trayendo conmigo resentimiento y miedo hacia todo lo proveniente de China.

Aunque el impacto económico causado por la presente crisis sanitaria es más que notable actualmente, lo que nos depara el futuro en el campo de las relaciones internacionales y la diplomacia, es aún incierto. Las diferentes potencias mundiales se han sumado a una lucha contra el virus, ayudando a sus vecinos y aportando el material necesario cuando un país lo ha necesitado. ¿Será esta ayuda un motivante para futuros pactos? Entre los posibles escenarios que se plantean, la formación de nuevas alianzas internacionales y la firma de nuevos pactos, es de las mas planteadas y esperadas. Tal vez, la ayuda ofrecida en el presente sea usada tras esta crisis como moneda de cambio para futuras colaboraciones entre potencias en el presente orden global.

 

            Tras la Segunda Guerra Mundial, toda la atención ha sido dirigida a Estados Unidos, quien no ha dudado en asumir el puesto de potencia mundial, pero en esta crisis, las medidas tomadas por los americanos están llegando a ser insuficientes y criticadas internacionalmente. Dado a que China ya pasó por la pandemia y tras esta ha ofrecido su mano a países como Italia y España, se está barajando la posibilidad de, que, en un futuro, el orden global gire en torno al gigante asiático y Estados Unidos “pierda la corona”

 

            A pesar de que se podrían imaginar diferentes escenarios en torno al futuro de las relaciones internacionales tras la presente crisis sanitaria, lo único a lo que en estos momentos de dificultad nos podemos aferrar es al presente. Realmente, es todo tan excepcional que no podemos imaginar en el presente lo que nos traerá el futuro, sino luchar todos juntos por terminar con este virus y esperar lo mejor.

 

 

Authors
Top