8 rincones increíbles de Argentina que tal vez no sabías que existían

Un valle donde las formaciones rocosas rojizas parecen velas derretidas, un rascacielos de roca que asoma entre las nubes, una formación natural que parece una pirámide en medio de un salar, un pueblo de casas de adobe al pie de un cerro de siete colores, un frente amurallado de hielo de 13 kilómetros de extensión, una cascada de tres kilómetros de extensión, una montaña que parece echar humo eternamente, un paisaje que parece en Marte. Argentina es más allá de sus maravillas más famosas (el Glaciar Perito Moreno, las cataratas del Iguazú, el cañón de Talampaya) un destino donde es mucho más lo que hay por descubrir. En ésta exploramos ocho lugares curiosos que podrían dejarnos fascinados, sobre todo por desconocer en muchos casos que lugares así existían:

1. Un valle rojizo con formas que parecen velas derretidas (En la provincia de Salta)

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 20.48.50Precisamente, al ser un sitio poco conocido, no tiene un acceso fácil o consolidado. No hay un camino para llegar, más que caminando. Se llama Valle de Las Cuevas, un cañón de increíbles formaciones rocosas de arenisca rojiza de tonos muy intensos, hasta llegar después de unas dos horas hasta unas cuevas que hacen que valga la pena todo el recorrido. Precisamente, la mejor forma de describirlas es como un rincón donde parece haber velas derretidas gigantes. Se conocen también como Cuevas de Acsibi, y se encuentran en la localidad de Seclantás, en los Valles Calchaquíes de la provincia de Salta.

2. Una rascacielos de roca (Cerro torre)

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 20.48.59Visible con facilidad desde la frontera argentina desde la localidad de El Chaltén, el
cerro Torre está en una región con fronteras aún sin definir entre Argentina y Chile, aunque su cara oriental si pertenece a Argentina. El cerro Torre emerge como un rascacielos piramidal, acompañado de otras “agujas” de roca. Tiene 3133 msnm, por lo que no destaca por su altura, sino por su forma caprichosa.

3. Un cono natural casi perfecto en el medio de un salar (Salar de Arizaro, en provincia de Salta)

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 20.49.08Por su relativa lejanía, no es un destino masivo para turista ni mucho menos, pero hay excursiones que se realizan desde la ciudad de Salta para conocer el salar de Arizaro, en la llamada Puna de Atacama. Si ya de por sí todo parece otro mundo por la rareza de los paisajes, a ello hay que sumar el Cono de Arita, una formación que se ve tan regular y perfecta que no parece natural. Sobresale con unos 200 metros de altura aparentando ser una pirámide (lo dicho, es que es un cono) sobre el mar de sal

4. Un pueblo entre cerros de Siete Colores

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 20.49.14La Quebrada de Humahuaca encuentra en éste sitio del noroeste de Argentina una de las más curiosas y peculiares gamas de colores, el resultado de procesos geológicos que incluyen sedimentación marina, lacustre y fluvial, con su acabado final gracias a los movimientos tectónicos. Un colorido experimento geológico en un sitio reconocido por sus valores culturales y paisajísticos como Patrimonio de la Humanidad. El pueblo se llama Purmamarca, y posee un aspecto arquitectónico de casas bajas y en adobe que se ven aún más pintorescas al pie de un cerro de siete colores, y en el marco de cerros colorados.

5. Una muralla de hielo de 13 kilómetros de ancho (glaciar Upsala)

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 20.49.22Imaginen un monstruo de hielo de 13 kilómetros de ancho y 53 kilómetros de extensión. Su frente es un ejército de picos de hielo de hasta 40 metros de altura que desafían nuestros sentidos descolocados al enfrentarse a una escala monumental. El glaciar Upsala es una muralla de hielo, la tercera en Sudamérica, pero además, es el gigante de hielo más grande entre los que son fácilmente accesibles para el turismo. Es parte del Parque Nacional Los Glaciares en la provincia de Santa Cruz.

6. Una cascada de tres kilómetros de extensión (Saltos del Moconá)

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 20.49.29Y no hablamos de las cataratas del Iguazú, que si son una de las maravillas naturales del mundo y un paisajes por demás famoso. Los Saltos del Moconá pasan injustamente poco mencionados ante una maravilla tan grandilocuente como Iguazú. Sin embargo, no dejan de ser sorprendentes por sus dimensiones. Como si fuera un corte transversal en un río, un acantilado de 10 metros de altura y más de dos kilómetros de extensión es el accidente a saldar por un torrente de agua abundante. Los Saltos de Moconá se encuentran en el río Uruguay, en la provincia de Misiones.

7. Una montaña que parece echar humo (Monte Fitz Roy)

montanaDesde el lado argentino, es donde mejor se observa el cerro Fitz Roy, junto a unas agujas de roca que parecen pinchar el cielo. La cumbre, con sus crestas permanece gran parte del tiempo entre nubes que parecen simular que la montaña echa humo, un espectáculo que se puede disfrutar después de un mágico sendero. Gracias a ello, en otros tiempos el Fitz Roy era confundido con un volcán. Se encuentra en cercanías de El Chaltén, provincia de Santa Cruz.

8. Un paisaje que parece en Marte

Captura de pantalla 2015-04-06 a las 20.59.59Imaginen un paraje apenas habitado, con un pueblo con casas de adobe en un paisaje que promedia los 4.000 metros de altura, con colores, formas y texturas que bien podrían hacer de escenografía de un paisaje del planeta Marte. Así es Tolar Grande, en la provincia de Salta. Como curiosidad, cerca de Tolar Grande, se encontraron hace pocos años en los llamados ojos de mar (lagunas saladas y profundas en altura) algunas de las colonias de bacterias más sorprendentes del mundo (los estromatolitos), uno de los indicios de vida más antiguos de la Tierra. (101lugaresincreibles.com)

Related posts

Top