Teresa de Jesús: El año de la Santa de Ávila

Teresa de Jesús

Las extraordinarias exposiciones que en España, se han programado para conmemorar el nacimiento de ésta mujer excepcional.

El discurso de su vida marca el camino, y sus palabras ilustran ese transcurso vital que comienza un 28 de marzo de 1515 en Ávila y se apaga en octubre de 1582 en Alba de Tormes, para comenzar a brillar desde entonces, como ejemplo para todos: en 1588 el gran humanista fray Luis de León, editará sus obras y hablará de la “ elegancia desafeitada “ de su escritura y del deleite que da leerla, y en 1622 la Santificará Gregorio XV.

Sus escritos siguen siendo una escuela de análisis del alma, y su obra ha dejado una hondísima huella en todo el mundo.

Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada fue una pionera, cuya vida y obra constituyen un ejemplo único de misticismo y de acción, de recogimiento y de afán creador, su figura de alcance universal abarca amplios campos del conocimiento humano, en un ejemplo de constante aprendizaje, superación y perfección.

“TERESA DE JESÚS, LA PRUEBA DE MI VERDAD»: La exposición que se presentó en la Biblioteca Nacional en la capital de España, Madrid. Abrió una ventana al exterior para dar a conocer los manuscritos, libros, objetos que fueron suyos, esculturas y magníficos cuadros de Rubens, Gregorio Fernández, Zurbarán, Ribera, dibujan el tiempo en que vivió, glosan su obra, reflejan su figura, y la gracia y buena compostura de sus palabras y maestría.

En Ávila donde vio la luz primera, hasta el mes de noviembre, se pueden visitar “ Las Edades Del Hombre “ dedicada esta edición a Santa Teresa de Jesús, con motivo del V Centenario de su Nacimiento.

Devoradora de libros de caballería, lectora de fray Luis de Granada, de Francisco de Osuna y de San Agustín, Teresa de Jesús fue una figura que destacó por los retos a los que se enfrentó a lo largo de su tiempo, reformadora, referente imprescindible del siglo de oro y una de las personalidades más complejas, desafió en sus escritos todos los cánones.

Cuatro sedes repartidas entre Ávila y Alba de Tormes, nos ayudan a adentrarnos en la rica personalidad de Teresa.

La primera, el convento de nuestra Señora de Gracia, lugar donde su padre la llevó como interna, desde allí iremos hasta la capilla de Mosén Rubí para analizar el contexto social, religioso y cultural en el que vivió, la época del Imperio Hispano, la contrarreforma, las artes y América.

La histórica villa de Alba de Tormes, donde la Santa murió en 1582, alberga la última de las sedes, en la basílica aún en construcción de la Santa.

Su fama de andariega como fundadora o su faceta de escritora, abre esta sección que desarrolla los procesos de beatificación y canonización, así como el nacimiento de su iconografía, sin olvidarnos de su proyección en la Iglesia Universal y en la sociedad española.

El libro presentado en el museo de San Isidro los orígenes de Madrid, del escritor Javier Leralta cuyo título “Teresa de Jesús- Una mujer revolucionaria» describe la vida de la mujer, desde su nacimiento, noticias familiares, sus antecedentes judíos, el feminismo en tiempos de hombres, las enfermedades, las aventuras de las fundaciones y sus viajes, sus experiencias sobrenaturales, Teresa de Jesús y la Inquisición, sus mejores amigos, el legado de Teresa de Jesús.

La biografía de una mujer con grandes dotes de persuasión y una gran capacidad de comunicación, que de vivir hoy tendría cuentas en todas las redes sociales, además de su propio blog.

El libro está redactado como si se tratara de un reportaje periodístico en profundidad, como una extensa carta al estilo teresiano, con textos y comentarios de diferentes personas relacionadas con su obra.

En el relato se despoja a la monja Teresa, del hábito de carmelita descalza y se la presenta como una mujer con sus dudas, inquietudes y sueños dentro de la España oscura, misógina y fanática que le tocó vivir.

AVILA, posee los títulos de «Ávila del Rey» otorgado por Alfonso VII «Ávila de los Leales» y
«Ávila de los Caballeros». La identidad es su muralla medieval completa, destacando también otras construcciones representativas.

La ciudad ha sido considerada tradicionalmente como «ciudad de cantos y de santos» y su casco histórico medieval en excelente estado de conservación, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985.

María Rosa Jordan

Volver arriba