Mitos y verdades sobre los alimentos transgénicos

01222

Producto de la desinformación y el desconocimiento, a veces la ciencia se convierte en la mala de la película. En este sentido, la biotecnología siendo la ciencia que se ocupa de la manipulación genética de los alimentos, es protagonista de diversos mitos basados en la supuesta pérdida de biodiversidad y la generación de perjuicios contra el medio ambiente y la salud humana. Pero, ¿cuánto hay de cierto en esta afirmación? ¿Cuál es el verdadero sentido y objetivo de la investigación y el desarrollo de alimentos transgénicos?

La biotecnología nace con el fin de crear productos de valor para los seres humanos con el objetivo de dar respuesta a necesidades sociales y sanitarias vinculadas a la escasez de alimentos y a la desnutrición que traviesan distintos países y regiones en vías de desarrollo.

Los alimentos transgénicos son producto de la combinación de partículas de ADN de dos o más organismos con el fin de obtener condiciones especificas de mejora o dotarlos de una cualidad de la cual carecen. A partir de la aplicación científica basada en ingeniería genética, los alimentos alargan su vida útil; incrementan su productividad; resisten eficazmente a condiciones ambientales desfavorables y por sobre todas las cosas, optimizan sus cualidades y propiedades nutricionales.

Es decir, la biotecnología a través del desarrollo de alimentos transgénicos brinda una respuesta clara y contundente a problemáticas que afectan a la salud de la población en el presente y en el futuro . En torno a sus cualidades existe un mito que cuestiona el objetivo de los alimentos transgénicos y se basa en la afirmación que la biotecnología sólo es funcional a los intereses de las grandes corporaciones y así, sólo generaría altos índices de rentabilidad para las mismas sin poseer en realidad ningún impacto positivo sobre la población.

Esta suposición representa una falacia y su desmitificación se sustenta en datos estadísticos. Se proyecta que para el año 2050 la población mundial alcanzará los 8. 000 millones de habitantes y ante este espectacular crecimiento se incrementará en un 250% la necesidad de cubrir la demanda de alimentos y los requerimientos nutricionales de los 5 continentes.

La biotecnología lejos de representar un interés corporativo, es el método y la herramienta para aumentar y maximizar la cantidad cosechas y así combatir diversas variables que inciden en la cantidad y calidad de los cultivos como las pestes, malezas y sequías, Es decir, a partir de la generación de cultivos genéticamente modificados se optimiza la producción agrícola y de esta manera existe la posibilidad de cultivar alimentos en climas o ambientes extremos y así incrementar y cualificar su producción a nivel mundial.

Además, la biotecnología asume un rol protagonista en el desarrollo de productos agrícolas innovadores y optimiza el desarrollo de alimentos derivados de la producción animal, sector en los que ya se han realizado notables avances científicos. La biotecnología mejora la vida, atendiendo a las problemáticas alimenticias del presente y del futuro.

www.vidapositiva.com

Related posts

Top