Discurso del Presidente, Ramón-Darío Molinary Premios ACPE 2012 (23 de mayo de 2013)

Autoridades, premiados, señoras y señores, compañeros corresponsales:

En esta 14ª edición de los Premios ACPE,  correspondientes a 2012, prima la satisfacción de hallarnos en el clímax de la conmemoración del 90º aniversario de haberse fundado la asociación, entregando cinco merecidos trofeos. Y ante todo, agradecidos del espaldarazo de ésta Fundación Mapfre y del Instituto de Empresa Business School.  Pero antes quiero expresar las condolencias de la ACPE por el reciente fallecimiento del compañero español Fernando Castelló, gran luchador por las libertades al frente de Reporteros Sin Fronteras.


Foto de Robert Royal

La primera piedra de ACPE se colocó en 1923, que se dice pronto, de la mano del intelectual español Julio Álvarez del Vayo, entonces corresponsal en Madrid del diario bonaerense La Nación y del londinense The Guardian, en los prolegómenos de su larga y fructífera vida profesional , como jurista, periodista, escritor y político de izquierdas, que culminó como Ministro de varias carteras durante la 2da. República española, para finalmente convertirse en indoblegable referente en la lucha exterior contra la dictadura.

Una dictadura que frenó el curso asociativo de los corresponsales defensores de la libertad de expresión y de la democracia, por lo que ACPE tuvo que esperar más de una década, tras la Guerra Civil, para que el colega italiano Cesare Gullino, bien visto por el régimen en tiempos de Fraga Iribarne, y a quien traté personalmente siendo yo universitario, devolviese a un cauce representativo y altisonante -eso sí, con sordina- al colectivo de la prensa extranjera.

Hoy, en 2013, cuando ACPE pasa revista a su ya larga existencia y se dispone a entrar en la década que le ha de conducir al centenario, estamos desarrollando un amplio programa  conmemorativo. Como es notorio en época de recortes, hemos querido enfatizar en lo endógeno, en los propios valores de nuestro colectivo. En febrero, se han realizado sendas conferencias, una, del socio decano Armando Puente, de Argentina, titulada “Memoria de un corresponsal desmemoriado”, en que como historiador de ACPE, Puente nos acercó a los fundadores y al proceso evolutivo de nuestra entidad, tema sobre el cual también trabaja para un libro, que se presentará en otoño, nuestro socio José Catalán Deus.

Otra, la del compañero italiano Riccardo Ehrman, mítico corresponsal de ANSA en Berlín, quien en una rueda de prensa, en noviembre de 1989, en la hoy capital alemana, provocó la respuesta del portavoz comunista de turno que daba a conocer al mundo la caída del muro. Ehrman nos habló con propiedad y excelente memoria de aquel histórico hecho, bajo el epígrafe de “Yo, corresponsal en Berlín ante la caída del Muro: de Indira Gandhi, a Thatcher y Merkel”.

Entre marzo, abril y mayo hemos organizado y presentado dos exposiciones de arte. Una, en nuestra sede del Centro Internacional de Prensa de Madrid, con obra de estilo constructivista del socio de honor Alexis Hintz, uruguayo, bajo el título de Un corresponsal de Prensa Extranjera y artista plástico. Otra, en el Museo de América, de pintura peruana, titulada Arte & Sida, reunida por nuestra socia y columnista del Miami Herald, Dora Fernández, fundadora de Asideperu, entidad que lucha por proveer servicios y socorro a huérfanos del Sida en Perú, iniciativa que nos ha dado ocasión de mostrar la faceta humana y solidaria de nuestro colectivo.

Hoy, con estos Premios ACPE 2012 plasmamos nuestra escala de valores: en la enorme nadadora paralímpica Teresa Perales; en el Maestro José Luis Sampedro, a título póstumo; en el digital Periodismo Humano.com, fundado por el Pulitzer Javier Bauluz; en la combativa Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH); y en el divulgador crítico Prof. José Ma. Gay de Liébana, quienes con nuestro trofeo escultórico “Medios Informativos” de que es autor Santiago de Santiago, llevarán consigo el testimonio de nuestro ponderado reconocimiento.

Antes de fin de año, colocaremos, con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, dentro de su programa Memoria de Madrid, y al amparo del Convenio firmado con ACPE en 2005, una placa dedicada a los fundadores de ACPE. También  coordinaremos un Encuentro de Corresponsales Extranjeros con Periodistas de distintas entidades, para estudiar y ahondar en temas de interés común, a efectuarse en Alicante, en la Residencia de Previsión Sanitaria Nacional (PSN) con la que firmamos en enero pasado un convenio de colaboración e intercambio. Y participaremos, junto a las asociaciones de prensa andaluzas, en el Encuentro de Periodismo y Cultura organizado en Huelva por el Otoño Cultural Iberoamericano y la Caja Rural del Sur; y en Madrid, en unas jornadas mundiales contra la pena de uerte.

En definitiva, queremos hacer realidad el título del nuevo libro de Ignacio Ramonet para la Universidad de Palermo: La explosión del periodismo; y, en versos de Antonio Machado: “En cuestiones de cultura y saber, sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da”. Conscientes, además, de la reciente afirmación del nuevo Papa de que existe un paralelismo entre la Iglesia y los periodistas,”puesto que ambos – dijo Bergoglio- sirven a la verdad”.

Seguiremos sirviendo a la verdad, la que tanto aprecia la sociedad civil, hoy tan vapuleada; la que

una reciente encuesta sitúa la profesión periodística entre las mejor consideradas. Toca, pues ahondar en nuestro esfuerzo por que desaparezcan las ruedas de prensa sin preguntas y las tan en boga declaraciones políticas sin dar la cara, en pantallas de plasma.

Muchas gracias

Authors
Top