La Ciudad Prohibida adopta la venta de entradas en línea

Beijing,11/10/2017(El Pueblo en Línea)- El Museo del Palacio Imperial de Beijing anunció este martes que ha comenzado a vender las entradas al recinto, únicamente a través de su sistema de reservas en línea y que se harán muy pocas excepciones de venta presencial.

La nueva regulación está diseñada “para evitar las aglomeraciones en taquilla, reducir el tiempo de espera y proporcionar una experiencia más cómoda al visitante”, afirmó Shan Jixiang, director del Museo del Palacio Imperial de Beijing.

La reserva de entradas se puede hacer en el sitio web oficial: www.dpm.org.cn.

Para aliviar las fuertes presiones y preocupaciones de seguridad provocadas por las grandes multitudes, desde junio del 2015 se estableció una cuota de 80.000 visitantes diarios y se puso en marcha el sistema de reserva de entradas en línea. El día de su lanzamiento, 7.500 de los 50.000 visitantes diarios reservaron por este método, lo que representó un 15 por ciento. En el 2016, subió a un 40 por ciento. Y a partir de agosto de ese mismo año, llegó a un 77 por ciento.

“Debido a nuestra promoción, más personas compran sus entradas a través de Internet”, añadió Shan. “La plataforma en línea también facilita el análisis de grandes volúmenes de datos, lo que permite diseñar mejores servicios futuros”.

Shan aseguró que el método de vender las entradas exclusivamente por Internet funcionó muy bien durante los recientes feriados por el Día Nacional. Es por ello por lo que se tomó la decisión de sistematizarlo.

El 2 de octubre, los 80.000 boletos diarios fueron vendidos en línea.

“Después de un arduo análisis, pensamos que era el momento apropiado para adoptar la venta de boletos exclusivamente mediante Internet”, precisó Shan, y adelantó que “se tomarán medidas de seguimiento para resolver algunos problemas que aún existen”.

“Por ejemplo, una multitud entró por la mañana. Sin embargo, en la tarde, prácticamente la entrada estaba desierta”, admitió Shan.

Durante los recientes ocho días feriados, más de 7.000 personas como promedio entraron al Museo del Palacio Imperial de Beijing entre las 10 y las 10:30 de la mañana. Sin embargo, la afluencia de público decayó a 3.000 entre las 13:30 y las 14:00 horas.

En el futuro, el nuevo sistema de reservas proporcionará boletos para distintas horas, con el objetivo de equilibrar el número de visitantes.

Este martes se conmemoró el 92 aniversario de la apertura de la Ciudad Prohibida como museo público. El año pasado, 16 millones de personas lo visitaron, superando la cifra de todos los museos del orbe.

En mayo, el Museo del Palacio Imperial de Beijing estableció un espacio para comentarios públicos acerca de tal iniciativa. Algunas personas opinaron que podría ser un inconveniente para cualquiera que no esté familiarizado con Internet. Pero Shan indicó que muchos empleados del museo que están situados cerca de la entrada portan un código QR y auxilian a los que necesiten asistencia.

Una ventanilla se mantiene abierta para atender a los visitantes con discapacidad y a los extranjeros que no tengan forma de pagar en línea.

“No podemos dejar fuera a alguien, sencillamente porque no pueda comprar un boleto en línea”, insistió Shan.

Más allá de la venta de entradas, la tecnología digital se utiliza de otras maneras en el museo. Una exhibición virtual en la Sala del Cultivo Mental, residencia de los últimos ocho emperadores de la dinastía Qing (1644-1911), se inauguró el martes en la Galería Duanmen.

La exposición utiliza la realidad virtual y la multimedia para mostrar los interiores de la residencia de los emperadores e interactuar con los visitantes. La sala física está actualmente cerrada por renovación y su reapertura está programada para el 2020.

Authors
Top