De la guerra convencional a la guerra híbrida

 

De la guerra convencional a las estrategias  que definen la  “guerra híbrida”

 

 

A las seis en punto, ni un minuto antes, ni un minuto después. Con esta rigurosa puntualidad propia de la conducta militar comenzaban las jornadas sobre «El Ejército de Tierra y los retos futuros», las cuales inauguraba la Ministra de Defensa, Dña. María Dolores de Cospedal. Durante los días 21 y 22 de marzo, una serie de ponencias enmarcadas dentro del concepto de «Guerra Híbrida» tuvieron lugar en la Escuela de Guerra del Ejército, donde autoridades militares, estrategas, académicos y civiles interesados en entender a qué se enfrenta España se reunieron: algunos para compartir, y otros para afinar sus conocimientos.

El Jefe de la ESFAS, GD. D. Jerónimo de Gregorio y Monmeneu moderó el primer panel, que se desarrolló con una eficaz coordinación.  El primer ponente, el D. Félix Arteaga Martín, Investigador principal del Real Instituto Elcano introducía el marco conceptual, las causas y los factores potenciadores de esta Guerra Híbrida del nuevo siglo. Cuando hablamos de Guerra Híbrida, ¿hablamos de una guerra irregular?, ¿de una guerra de 4a generación?, ¿qué la diferencia de una guerra convencional? Estas y otras cuestiones fueron discutidas por el señor Arteaga, que destacó el cambio de paradigma que supone la difusión tecnológica y que parece situar la «percepción por encima de la realidad». Nuestro mundo actual, tan contradictorio y volátil, nos acerca a «contextos geográficos tradicionalmente lejanos», y a realidades que no se rigen por nuestras normas de conducta, realidades mutables y en constante adaptación. Lo binario del continuo guerra-paz desaparece para dar pie a fuerzas que actúan en las zonas grises, ¿cómo conocer a un enemigo que ni se auto-define y carece de representación concreta?

La Guerra Híbrida se caracteriza por una abstracción que penetra por las grietas de las estructuras tradicionales de las instituciones militares de occidente. Arteaga también advirtió sobre la necesidad de apoyar en mayor medida la cultura de seguridad y defensa, siendo crítico en cuanto a la reticencia en España a optar por posturas preventivas frente a las reactivas, «para que se actúe, algo debe de pasar» y esto no debería ser así. Terminaba su ponencia subrayando la necesidad de mejorar la comunicación sobre estos temas, recalcando que, no descansaran hasta lograr entender, conceptualizar y dar forma a los retos que la Guerra Híbrida trae consigo.

En estas líneas, el siguiente ponente, GB. D. Miguel Ángel Ballesteros Martín, Director del IEEE ilustró ideas previas con el ejemplo del conflicto híbrido en Ucrania y Rusia. Con una estructura en dos pilares: geopolítica y ventajas de este tipo de guerra. Su primera exposición elucidó cuestiones demográficas, geografías, políticas y económicas sobre la región, explicando la división latente en Ucrania como se distingue en su distribución étnica: 58,32% rusos, 24,32% ucranianos y un 12,1% de tártaros de Crimea.

Tras una breve explicación sobre la situación geopolítica, el general Ballesteros procedía con las estrategias híbridas empleadas por  Rusia. Desde el empleo de los «hombres verdes» en Crimea (intervención militar encubierta), hasta un uso maestro de los medios de comunicación. La Guerra Híbrida se mueve entre nebulosas y confusión, donde unos dicen ser y no son, y otros hacen pero dicen no hacer. Esta segunda intervención cerraba con una llamada a mejorar la paciencia estratégica de Europa, una mejora del sistema de disuasión  y diálogo con Rusia, y una mayor autosuficiencia defensiva de nuestra región; para culminar con una cita del general Beaufre que definía a la estrategia como «el arte de la dialéctica de voluntades».

La última ponencia corría a cargo del Tcol. D. Manuel González Hernández, profesor del Departamento de Estrategia y Organización de la EGET. En su enriquecedora y didáctica presentación clarificó el concepto de insurgencia para así mostrar cómo este fenómeno suele ser un catalizador en el conflicto híbrido. Con un análisis transversal de la insurgencia en los escenarios actuales el teniente coronel González recurría a la metáfora mitológica de la Hidra para explicar las muchas cabezas que forman las insurgencias, además de matizar con especial hincapié que el terrorismo y la insurgencia no son equivalentes. Su charla arrojó luz sobre retos de una naturaleza singular, ¿cómo enfrentarse a quién no teme morir?, ¿cómo romper con el apoyo social de un grupo insurgente si son los únicos que parecen cuidar de sociedades sin gobiernos fuertes?, ¿cómo luchar en un tablero de ajedrez, mientras el enemigo juega en un papel en blanco? El teniente coronel procedió a ejemplificar su idea con el caso de Hezbolá o «partido de Dios», este grupo responde a cada uno de los parámetros de insurgencia que comentó con anterioridad. Tiene fuerza político negociadora, emplea la guerra psicológica, realiza obras de caridad, tiene un museo de la resistencia, y cuenta con una suerte de «scouts» para niños bajo el mando de un imam, entre otras.

Las insurgencias son un buen ejemplo de estos movimientos híbridos ya que presentan una naturaleza que difícilmente podría categorizarse. El teniente coronel terminó su ponencia con una prospectiva que se podría resumir en lo siguiente: nosotros, ceñidos a las normas jurídicas de la OTAN, la UE, los medios de comunicación o las elecciones de los países democráticos. Los nuevos enemigos, anárquicos y jugando al sabotaje, a la propaganda, descentralizados, transnacionales y sin «declarar la guerra». Sin embargo, lejos de desanimar con este futuro incierto el teniente coronel insistió en que, la democracia, un estado de derecho fuerte, nuestros valores y libertades, «serán siempre  nuestra mejor arma, aunque con dificultades, pero siempre nuestra mejor arma». A las 20:15 terminaba este primer panel que continuaría al día siguiente, de nuevo, con la misma expectativa y profesionalidad.

Claudia Santamaría. Relaciones Internacionales. Universidad Pontificia de Comillas. En prácticas en ACPE. Asociación de corresponsales de Prensa Extranjera.

Authors
Top