20 IDEAS PARA DISFRUTAR DE PARÍS

 

20 IDEAS PARA DISFRUTAR DE PARÍS, FUERA DE LA CIUDAD

 

Les Lueurs du Temps, Provins

 


Île-de-France, que rodea a la capital, ofrece multitud de propuestas que complementan la visita

Enrique Sancho

Abandonar París, aunque sea por poco tiempo parece una tentación que hay que rechazar porque la capital ofrece tantos atractivos que no sobran horas para otra cosa. Sin embargo, la Región de París –Île-de-France– tiene tantos encantos que bien merece la pena dedicarle un tiempo. Allí se pueden descubrir magníficos castillos, abadías y monumentos, bosques y jardines, lugares que cautivaron a los impresionistas o a los músicos, museos y parques para niños y grandes. Hay mucho donde elegir, aquí proponemos 20 buenas ideas para hacer aún más completa la visita a París.


Recorrer el país de los impresionistas
Con auge del tren, las orillas del Sena se convierten en un lugar de fiesta para los parisinos y los turistas. Numerosas “guinguettes” (restaurantes populares con música) florecen al borde del río, que inspiraron a Renoir, Sisley, Monet, Pissarro, Berthe Morisot… Se puede comenzar en Chatou, y la casa Horno, inmortalizado por Renoir en “El Almuerzo de los Remeros”. Aquí, como en Croissy-sur-Seine, Louveciennes, Marly-le-Roi, Pecq, en el llamado País de los Impresionistas los paisajes pintados por estos vanguardistas se desvelan a través de cuatro trayectos marcados con reproducciones de las obras, situadas en el mismo lugar dónde los pintores ponían su caballete. En Bougival, un trayecto al borde del agua permite descubrir otros puntos de vista escogidos por los dueños de la luz

 

Descanso y deporte en islas de ocio
Repartidas alrededor de París, hay doce islas de ocio que son unos lugares de descanso y de actividad. Fútbol en Buthiers, speeder y rafting en Cergy-Pontoise, telesquí náutico en Jablines-Annet, golf en Bois-le-Roibaños en los lagos o las piscinas de olas, recorridos deportivos, paseos en poney, atracciones… En 3.000 hectáreas de espacios preservados, estas tierras de aventuras y de emociones ofrecen cómo satisfacer todos los gustos, a todas las edades.

Disfrutar el parque de una abadía cistercienses 

 


Alrededor de la mayor abadía cisterciense de la región, la de Royaumont, obra maestra del gótico, se encuentra un parque de 6 hectáreas, certificado como Jardín notable y clasificado como Monumento Histórico, que conserva sus características medievales: jardín de plantas aromáticas, de plantas medicinales y huerta que permiten descubrimientos múltiples y pedagógicos, gracias a los letreros didácticos que jalonan el trayecto. Además, desde el 2 de septiembre al 8 de octubre se celebra el Festival de Royaumont que toca casi todas las artes y mucho más, desde la música antigua a la investigación contemporánea.

Miles de rosas de todo el mundo
De matorral, rastreras, de tallo, rampantes… los 11.000 rosales de 3.000 especies y variedades de todo el mundo de la Rosaleda de Val-de-Marne, iniciada por Jules Gravereaux a finales del siglo XIX, forman un verdadero y vivo museo donde la flor, presentada en 13 colecciones, descubre sus perfumes embriagadores, desde variedades de Lejano Oriente a las rosas francesas modernas. Abierta hasta el 23 de septiembre.

 

Parc et château de Courances en Essonne à côté de Milly la Forêt, en dessous du Moulin de Danemois, demeure de Claude François

Dormir en un jardín de agua
Sobre 75 hectáreas de terreno, modelado en el curso de los siglos, el parque de Courances es ante todo un jardín de agua, con sus 14 fuentes y 17 estanques. Certificando como Jardín Notable, ofrece diferentes estilos: jardín clásico a la francesa, japonés, así como un jardín-huerta. Una experiencia única es alojarse en una de las tres pequeñas casas con encanto del siglo XIX que son parte de las antiguas dependencias del castillo Courances. Desde 70 euros por noche y persona. La empresa Pierres d´Histoire ofrece estancias excepcionales –casas solariegas, molinos, palomares, orangeries, establos, postigos– en el corazón de la historia en diversos lugares de Francia.

Ver París desde el cielo
No se trata de salir de la ciudad, pero sí de elevarse hasta 150 y en algunas ocasiones incluso a 300 metros por encima de ella. El globo cautivo más grande del mundo está en París, en el parque André-Citroën, en el distrito XV, y ofrece una visión única. Se instaló en 1999 y cerca de medio millón de personas ya lo han probado. El globo permite estudiar la calidad del aire de París. La tarifa de adultos es 12 euros y los niños 6.

Tras los pasos de Sisley
Alfred Sysley, uno de los precursores del impresionismo se trasladó a Veneux-Les Sablons en 1880 y luego a Moret-sur-Loing, donde residió hasta su muerte en 1899. Pintó durante este período muchos paisajes y estudios. El paseo guiado “Tras los pasos de Sisley” permite encontrar los motivos y los puntos de vista que inspiraron al pintor, particularmente el río Loing, por el que es agradable de navegar en canoa.

 

 

Ópera al aire libre
Cada año, un director de talento se asocia con un gran repertorio de ópera. Su obra se presenta en los sitios históricos más bellos de Francia con el objetivo de favorecer la integración profesional de los jóvenes cantantes, y la promoción de la ópera a un público nuevo, especialmente a los niños. En 2017, Opera plein Air presenta Las Bodas de Fígaro de Mozart que ya ha sido presentada en el condado de Sceaux, el castillo de Champ de Bataille, el de Vincennes y en Carcassonne durante junio y julio, llega el 1 y 2 de septiembre al castillo de Haroué y al Patio de los Inválidos del 7 al 9 de septiembre.

Festival de luces para el Rey Sol
El artista de fama internacional Olafur Eliasson transforma el castillo de Versalles, con sus instalaciones espectaculares basadas en la búsqueda, en la percepción, el movimiento, la experiencia física… Un encuentro asombroso entre las creaciones luminosas del artista y Rey Sol. Esta es solo una de las propuestas que pueden hacerse en el palacio de Versalles. Una de las más originales es la visita al palacio desde los tejados, con una perspectiva muy diferente. Y además fuegos artificiales, juegos de agua, animaciones festivas, espectáculos musicales y excepcionales veladas durante todo el verano hasta el 31 de octubre.

Animales en libertad
En un solo ambiente en Seine-et-Marne, se encuentran dos complejos únicos donde los felinos, los monos y los loros y papagayos son los reyes. Parc des Félins es un centro de reproducción y cría principalmente dedicado a la familia de los felinos, tanto pequeños como grandes: tigres, leones, guepardos, panteras… incluso tigres blancos y leopardos de las nieves, el ocelote o el lince siberiano, un total de 140 animales de 26 especies viven aquí en grandes recintos naturales, entre los mejores del mundo. Por su parte Terre de Singes está dedicado a los monos y papagayos.

Fêtes Médiévales de Provins Fêtes Médiévales de Provins

Champán a la luz de las velas
Cada sábado, Vaux-le-Vicomte, obra maestra del siglo XVII propone una tarde mágica, bajo el parpadeo de luz de dos mil velas que iluminan el castillo y el jardín francés. Como novedad se ofrece un paseo luminoso y sonoro en compañía de comediantes que encarnan a grandes personajes mágicos. Este año, para terminar la no

En el sur de París, entre el bosque y la llanura de Beauce, el apacible Dourdan conserva un patrimonio arquitectónico rico y medieval, destacando la fortaleza del siglo XIII y las largas murallas de 1.700 metros. Terminado en 1222, el castillo es una de las pocas fortalezas que han conservado sus estructuras: torres, fosos secos y una imponente torre del homenaje de 26 metros, de forma circular, desde la que hay una vista sobre la ciudad es impresionante. También se puede hacer un viaje a la Edad Media, gracias a actividades y demostraciones de oficios de en otro tiempo. Además, los miércoles y el sábado por la mañana, la plaza del siglo XIII y el centro de Dourdan se convierten en mercado. Una buena ocasión para un recorrido goloso.

Arqueología y música en Saint-Germain
A 20 km de París, Saint-Germain mantiene su historia atada a su castillo, residencia de los Reyes de Francia. Sublimando esta herencia, la ciudad sabe hoy ofrecer nuevas caras, entre tradición y modernidad. En el seno del castillo, se muestra una de las colecciones arqueológicas más ricas del mundo, el museo propone una inmersión en el corazón de la vida de los primeros hombres. También aquí se encuentra la casa natal de Claude Debussy con un espacio único permanente de exposición que le es dedicado. Hay objetos y fotografías que permiten comprender mejor el proceso creativo del compositor.


La pasión de Napoleón y Josefina
Ciudad imperial, Rueil está íntimamente ligada a Napoléon y Joséphine, que encontraron aquí el terreno ideal para una de sus pasiones: la botánica. Más tarde, serán los impresionistas quienes encontrarán allí su felicidad. He aquí un paseo imperial, un camino en diez etapas que lleva al castillo de Malmaison, a la iglesia donde está enterrada la Emperatriz, en el centro de la ciudad, o sobre lugares napoleónicos menos conocidos. Además, la exposición “Los juguetes del imperio” del 4 de septiembre al 30 de octubre dedicada a la familia con la representación de las más importantes marcas de juguetes del mundo.

Y, naturalmente, Disneyland
Una visita a París no es completa sin acudir al Parque Disneyland tanto si se viaja con niños como si se trata de mayores. El país de la magia abre sus puertas con más de 50 atracciones, cabalgatas y espectáculos creados para asombrar a niños y adultos. Es un viaje al corazón de los cuentos de hadas en el Parque Disneyland, y justo al lado se descubren los secretos del cine en el Parque Walt Disney Studios. Pero aún queda mucho más, como Disney Village, el lugar ideal para comprar recuerdos de los inolvidables momentos vividos, disfrutar de una comida deliciosa, tomar una copa y ver fantásticas actuaciones en directo o ponerle magia también a las comidas con un desayuno, comida o cena en compañía de los Personajes Disney… o de la increíble cena-espectáculo Buffalo Bill’s Wild West Show.

 

 

 

Authors

Related posts

*

Top